Matemática – Una historia para pensar

Por GameDevTraum

Introducción

La matemática es una de las asignaturas que suele causar más problemas en los estudiantes. Quisiera compartir una anécdota corta sobre una amiga mía y su historia con las materias exactas, en particular la matemática.

Capítulo 1: El miedo a las exactas

No es ningún secreto que la gran mayoría de los estudiantes no tienen un buen pasar por la escuela a causa de las materias exactas.

Este era el caso de una amiga con la que me tocó ir en cuarto año del secundario (esto normalmente en mi país es a los 16 años), a ella le costaba mucho resolver los problemas de física, matemática y química.

Realmente sufría hasta llegar a las lágrimas cuando el profesor le explicaba el problema ya por tercera vez y los comentarios hirientes que soltaban cada tanto no ayudaban a que entienda los problemas.

Capítulo 2: Una decisión inesperada

Terminamos la secundaria y llegó el momento de tomar decisiones sobre nuestro futuro. En mi caso elegí la carrera de ingeniería electrónica, porque es la carrera que había hecho mi hermano y fantaseaba con construir amplificadores y pedales de efecto para la guitarra.

Curiosamente esta chica comenzó la carrera de ingeniería civil, una carrera cuyos tres primeros años son pura matemática y física.

Por supuesto le costó mucho pero todo el tiempo puso empeño para entender y logró avanzar en la carrera.

Cuando estaba terminando segundo año empezó a pensar que tal vez esa no era la carrera indicada para ella y decidió cambiar.

Capítulo Final: Nunca es tarde para volver a empezar.

Más interesante aún es el hecho de que eligió la carrera de licenciatura en matemática y a partir de ese momento le empezó a ir excelente, cuando hablaba de su carrera se notaba que le encantaba.

Avanzó a pasos agigantados hasta terminarla y hoy tiene un título de una de las carreras en las que más matemática se estudia.

Reflexiones

Una historia de superación simple pero interesante. Me gustan dos cosas de esta historia.

La primera es que si bien a mi amiga le costaba entender las matemáticas, ella no permitió que esto sea un impedimento para elegir su futuro.

La segunda es la decisión de cambiar de carrera y comenzar de nuevo, pese a que ya había hecho casi la mitad de ingeniería. Esta decisión fue prácticamente empezar de cero, algo sumamente difícil de afrontar.

Cuántos alumnos sufren, odian o temen las matemáticas, en parte por la rigidez de un sistema educativo que a cada hora se vuelve más obsoleto.

Te dejo un link a un video buenísimo del canal: El traductor de ingeniería, hace poco hizo una reflexión sobre el sistema educativo, vale la pena tomarse unos minutos para verlo. Este canal me ha salvado las papas en más de una ocasión, especialmente con señales y sistemas.

Por último es bueno saber que las ciencias exactas no lo son todo, hay un universo entero de conocimientos para elegir y orientar nuestra vida. Así que el hecho de que no se nos den las matemáticas no significa que nuestra vida está condenada al fracaso.